08Dic

Consumir bebidas endulzadas pone en riesgo el cerebro

Publicado hace 7 meses

Al año, más de 180.000 personas fallecen por culpa del consumo de bebidas azucaradas. Diabetes, enfermedades cardiacas o cáncer son las manifestaciones patológicas fatales que expresan las consecuencias de su uso desmesurado, según indicó en 2013 un informe de la Asociación Americana del Corazón.

Teniendo en cuenta esa estrecha relación entre el consumo de bebidas azucaradas y refrescos con efectos adversos sobre los marcadores de riesgo cardiovascular, investigadores analizaron la posible vinculación de un consumo excesivo de bebidas endulzadas con un incremento en el riesgo de derrame cerebral. Para ello, hicieron un seguimiento a más de 32.000 mujeres entre 49 y 83 años y a más de 35.000 hombres entre 45 y 79, sin enfermedad cardiovascular, cáncer o diabetes al inicio del estudio.

A través de un cuestionario de frecuencia alimentaria, evaluaron el consumo de bebidas endulzadas, entre ellas bebidas azucaradas, refrescos artificialmente edulcorados y zumos de frutas. Verificaron 3.510 episodios de derrames cerebrales, que incluían 2.588 infartos cerebrales, 349 hemorragias intracerebrales, 156 hemorragias subaracnoideas y 417 derrames no especificados, durante un periodo de seguimiento de 10,3 años.

El consumo de bebidas endulzadas se asoció de manera significativa con el riesgo de derrame cerebral total e infarto cerebral, pero no con el de derrame hemorrágico. Estos hallazgos permitieron a los investigadores indicar que el consumo de bebidas azucaradas está directamente relacionado con el riesgo de sufrir un derrame cerebral.