01Mar

Las fresas protegen el estómago de los efectos dañinos del alcohol

Publicado hace 3 meses

Un estudio conjunto en el que han tomado parte investigadores ha revelado que los polifenoles que se encuentran en las fresas pueden reducir el daño producido por el alcohol sobre el estómago.

A juicio de los investigadores, el extracto de fresa mostró un importante efecto gastroprotectivo frente al daño gástrico inducido por el etanol, probablemente relacionado con su contenido en antocianinas y su capacidad para mantener la integridad de la membrana celular, reducir la peroxidación lipídica mediada por radicales libres y preservar y/o activar las enzimas antioxidantes endógenas, como superóxido dismutasa (SOD) y catalasa (CAT).

En línea con estos hallazgos, los autores indicaron que, dado el potencial demostrado por los extractos de fresa, podría contemplarse su empleo en la prevención y posible tratamiento de lesiones estomacales sub-agudas o crónicas.

En el estudio, los investigadores administraron etanol a ratas de laboratorio, observando que la membrana de la mucosa estomacal de aquellos roedores que previamente habían ingerido extracto de fresas sufría un daño menor.

Los autores también encontraron una significativa correlación entre el contenido total de antocianinas y el porcentaje de inhibición respecto al índice de ulceración,  sugieren que el consumo de fresas durante o después de la patología podría reducir el daño producido sobre la membrana de la mucosa estomacal. Asimismo, también se remarcó el hecho de que el estudio no había sido concebido para descubrir una forma de mitigar los efectos de una borrachera, sino como una vía para descubrir moléculas en la membrana estomacal que protejan contra los efectos lesivos de distintos agentes.